¿Qué es la Violencia Doméstica?

Hay muchos mitos acerca de la violencia doméstica. Algunas personas creen que esto no puede suceder si tú tienes un cierto ingreso o vives en un particular vecindario. La violencia doméstica no discrimina; esto puede sucederle a cualquiera.

La violencia doméstica no se limita al abuso físico. Esta es un patrón de comportamientos abusivos físicos, sexuales y/o emocionales usados por un individuo para mantener el poder o el control sobre una pareja en el contexto de una relación íntima o de familia. Aunque a los maltratadores les gustaría que nosotras/os creyéramos que el abuso se trata de estrés, o alcohol u otras drogas, nosotros en verdad sabemos que el abuso se trata del poder sobre la pareja y el deseo de controlarla.

Las siguientes son algunas de las señales de peligro de que tú podrías estar en una relación abusiva.

Tu pareja:

  • ¿Te insulta verbalmente, o te amenaza?
  • ¿Te aísla de tus amigos, familiares u otras personas?
  • ¿Organiza sus horarios para seguirte o acosarte?
  • ¿Limita tu movilidad o acceso al dinero?
  • ¿Explota en ira y te agrede física o sexualmente?
  • ¿Invalida tus palabras, habilidades, ideas y acciones?
  • ¿Te asfixia, te da de puñetazos, te cachetea, te patea u otra cosa que te lastime?
  • ¿Pide perdón por cada ataque y promete parar?

Si esto te es familiar, tú podrías estar siendo víctima de una relación abusiva. Tú no estás sola, y tú no eres culpable.

Si tú necesitas a alguien para hablar, para informarte, para recibir apoyo, o para estar en un lugar seguro, hay personas en el Shelter for Help in Emergency que te escucharan y pueden ayudarte. Personas que te creerán, y que saben que nadie merece ser abusado, nunca.

Si necesitas asistencia, por favor llama a nuestra línea de atención directa las 24 horas al: (434) 293-8509  V/TTY.

Si esto es una emergencia, por favor llama al 911.